top of page

St.George Healthcare Group

Public·67 members

Familia Fabelman


Familia Fabelman ->->->-> https://urlin.us/2tkLxe





Creciendo en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial en Arizona, desde los 7 hasta los 18 años, un joven llamado Sammy Fabelman descubre un secreto familiar devastador y explora cómo el poder de las películas puede ayudarlo a ver la verdad.


Por su parte, el guionista de cabecera de Spielberg, Tony Kushner, dice que su deseo era hacer una película que reflejara una experiencia humana que fuera familiar y que dijera algo acerca de la vida.


Paul Dano, quien interpreta al patriarca de la familia, menciona que en esta película Spielberg te está mostrando su visión del mundo, que es cinemático y maravilloso. Pero ultimadamente, la película contiene algo para todos los que han tenido una familia, para quienes aman las películas, y los que se hayan atrevido a soñar en grande.


Desde CinemaNet trabajamos para fomentar un cine con valores humanos, familiares, cívicos, sociales y educativos. Un cine que vaya más allá del entretenimiento y enriquezca al espectador y a la sociedad.


Y a partir de ese punto, Spielberg ya podía hacer, literalmente, lo que le diera la gana, y así lo ha hecho. Bien cierto es que la carrera del director, desde entonces, ha sido bastante irregular porque así lo ha querido él, porque ha contado las historias que ha querido. Y la culminación de esta etapa es, sin duda, esta película: Una película nada encubierta sobre su historia real familia y sobre su amor por el cine.


Y éste último tema es lo que vale de la película eclipsando completamente la historia del supuesto pequeño Steven y el cine. Nos importa esto y el hijo de la familia podría haber optado por ser un fanático del macramé en vez del cine y el resultado final hubiera sido el mismo.


Su familia y la devoción por la cámara se convierten en las dos tramas dentro de la película. Por una parte, Spielberg retrata a su familia como pilar indispensable en fechas muy marcadas, por ejemplo en festividades propias del calendario judío -muy presente durante toda la cinta-.


A sus 76 años, Steven Spielberg comentaba en una entrevista otorgada a The Hollywood Reporter que su objetivo con esta película, más allá de explorar esa infancia que siempre ha asomado en sus películas, era explorar cuál era el momento en el que un niño comenzaba a ver a sus padres como seres humanos de verdad. Es algo que se transmite a la perfección gracias a unas magistrales actuaciones de Paul Dano y Michelle Williams, cuyas miradas y lenguaje corporal trabajan a un nivel soberbio, sobre todo cuando interactúan con las diferentes versiones de Sammy. Los sentimientos que trabajan en base a sus conflictos son tan intensos como familiares, algo que el estupendo guion a dos manos de Spielberg junto a Tony Kushner se encarga de potenciar adecuadamente. Por supuesto, la música de John Williams también supone un catalizador inmejorable para explotar al máximo la fuerza de estos momentos. Curiosamente, la interpretación del joven Gabriel LaBelle como Spielberg, a pesar de estar a la altura, no ha supuesto la mayor sorpresa dentro del reparto.


La cinta dibuja la manera en que emerge la fascinación por el cine en Sammy. Un gusto que va madurando a través de los años hasta convertirse en una pasión que se liga su con su identidad. Es el hacer cine una vía de expresión para este personaje, un modo de acercarse a otros, en especial a su familia, así como un medio con el cual afrontar diversos conflictos a lo largo de su vida.


Si bien es cierto que el director de E.T. nos presenta un personaje llamado Sammy en su infancia y adolescencia que claramente refiere a su historia formativa, esta película es antes que nada un coming of age y un ensayo sobre el poder del cine. Con los ya conocidos yeites del realizador que revalorizan la infancia, la familia y muchas veces se nos presentan como fábulas, The Fabelmans es una película que versa sobre el séptimo arte -su artesanía, sus tecnicismos- y sobre el poder de la ficción.


La cinta se ha promocionado como una película que celebra el séptimo arte de una manera muy original, algo que recae directamente en su trama. Los Fabelman narra la vida de una familia en la que Sammy quiere perseguir sus sueños. Para ello, tendrá que lidiar con etapas amorosas, su gran ambición artística y sus propios padres, a quién irá conociendo en los momentos más reveladores de su vida.


Una oda a su familia y otra a su oficio de cineasta que termina con una magnífica anécdota que ya le habíamos oído en otras ocasiones, pero que vale la pena no revelar para poder disfrutarla más.


De la fase más infantil de Sammy a su adolescente, esos elementos familiares que se acercan peligrosamente a la diabetes mutan. Acompañando a la evolución de la psique del joven protagonista, lo perfecto deja de serlo. Es uno de los temas que el propio Spielberg destaca sobre The Fabelmans: muestra como se descubre que los padres son personas.


Kaminski vuelve a dejar planos dignos de escuela de cine una y otra vez. Viejo colaborador de Spielberg, la combinación de ambos sigue siendo de una efectividad y pulcritud notable. También el reparto hace su parte, destacando una Michelle Williams que logra ser tan inaguantable como el guion requería. Dano muestra un estilo estoico que contrasta con la cercanía del mejor amigo de la familia, el Bennie de Seth Rogen. David Lynch como Ford es un cameo de calidad. El resto de los intérpretes están igualmente a la altura.


Steven Spielberg es sin duda uno de los directores más conocidos y queridos por las audiencias gracias a esa capacidad que tiene para contar historias entretenidas, familiares y complacientes. Gracias a eso nos ha dado grandes clásicos del cine de todos los géneros: desde infantiles con E.T. El Extraterrestre, de aventuras con Indiana Jones, de terror con Tiburón, de la ciencia ficción con Encuentros cercanos del tercer tipo, Jurassic Park, Ready Player One, etc. e históricos con La Lista de Schindler, Lincoln y otro largo etcétera.


Los Fabelman son una familia de clase media judía que vive en varios suburbios de la Unión Americana a mediados de los años 50 y que por diversas circunstancias tienen que mudarse varias veces. La matriarca, Mitzi (Michelle Williams), es una pianista convertida en madre de familia que junto con su amable esposo Burt (Paul Dano), un científico que trabaja en una fábrica de computadoras, forman una familia con dos hijas y un pequeño, Sammy (Mateo Zoryon Francis-DeFord). Una noche acuden como familia a ver El espectáculo más grande del mundo de Cecil B. DeMille, la primera experiencia cinematográfica de Sammy. En el climax se muestra el choque de un tren que se descarrila y que deja profundamente impactado al pequeño.


Burt está inspirado en Arnold Spielberg, padre del director, quien fue un ingeniero eléctrico que ayudó al desarrollo de las computadoras modernas. Dano mencionó que tuvo acceso a un gran archivo de documentos familiares para poder familiarizarse con el personaje. Mitzi fue una pianista profesional, quien se dedica a su familia.


La familia, la niñez, la inocencia perdida es una constante en una obra que abarca cerca de 60 años y es una de las importantes de la historia. La transitó como el mayor autor del cine industrial americano, una cocarda que lo pone a la altura de los grandes maestros.


Así, Los Fabelman es una autobiografía ficcionalizada de la adolescencia del artista entre la armonía finita de su familia y, principalmente, el descubrimiento del cine como una herramienta para expresar esa clase de frustración. Y esa necesidad de ser aceptado en los círculos de los que él, tímido, cinéfilo, torpe y judío, solía quedar afuera.


A sus 76 años, y luego de rehacer un musical clásico como West Side Story (2021), ha vuelto la mirada sobre sí mismo y sobre su familia. En The Fabelmans cuenta la historia de un chico judío que descubre el cine y, a través de él, un vehículo para canalizar su creatividad, crecer y aprender a ver el mundo. Es, más allá de algunas licencias, su propia historia. La de un cineasta que fue moldeado por un hogar cariñoso pero disfuncional en los Estados Unidos de la posguerra, marcado por dos padres diferentes (padre científico e intelectual, madre artista y desenfadada) y por conflictos internos que finalmente llevaron a su separación.


La idea de comunidad armoniosa no solo la ha concentrado en la familia, sino que también lo ha hecho con el grupo de amigos-cineastas que empezaron a rodar a finales de los 60. Las relaciones entre los chicos protagonistas de Los goonies, filme que Spielberg produjo a partir de un argumento original suyo, están inspiradas en el clan que formaron Spielberg, George Lucas, Francis Ford Coppola, Paul Schrader y Brian De Palma en los primeros años del Nuevo Hollywood.


Quizás es más fácil recordar a Brad Pitt asesinando a los nazis, pero esta cinta de Tarantino contiene otra historia que es aún más interesante e incluye al cine. Allí conocemos a Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent), una mujer que huye París luego de ser testigo del asesinato de su familia a manos del temible coronel Hans Landa. En ese lugar decide utilizar una identidad nueva como la dueña y operadora de un cine que planea usar este medio para ejecutar su venganza. Los nazis acabaron con sus seres queridos y además se apropiaron del cine como propaganda, así que ella presenta un estreno explosivo a los altos mandos cuando se encuentran de visita. 59ce067264






https://www.lecigars.com/forum/ask-us-anything/download-android-studio-development-essentials

About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...
Group Page: Groups_SingleGroup
bottom of page